Reflexión

ArticleAngel
SEMANA SANTA 2019

La experiencia de esta Semana Santa y específicamente, durante el Triduo Pascual, trajeron para mí una nueva vivencia de la piedad popular, la cual enriquece mi vida como religioso de Santa Cruz, dentro de un país que pese a no ser el mío, poco a poco me siento parte de él, especialmente en aquellos momentos cuando la gente me abre su corazón, compartiendo su fe y sus creencias.

Yo soy de México y Semana Santa se vive con intensidad en mi país. Al comienzo fue un poco difícil entrar en la celebración de estos días en Chile, porque notaba poco interés de la gente y un poco de indiferencia ante lo que estábamos celebrando, pero a medida que avanzábamos en las actividades, me resultó muy gratificante observar la vivencia de la fe, que a simple vista parecía que no estaba.

Algo nuevo para mí en esta experiencia, fue la celebración del vía crucis en la Parroquia Nuestra Señora de Andacollo (Chile). La celebramos un poco más tarde de lo que yo estaba acostumbrado. Y meditando un poco más, me di cuenta cómo Dios se hizo presente de una nueva manera, muy diferente a la cual yo estaba acostumbrado.

Dios sorprende y se revela de muchas maneras, a veces por medio de una fe invisible, pero profundamente. Al final, Dios siempre sorprende a quien se deja sorprender.

[Por: Ángel Lázaro de la Cruz, CSC]